Graduarse en tiempos de crisis

Me acaban de llamar de una firma de consultoría estratégica para incorporarme ya, cuanto antes en Madrid. Buen trabajo, buen puesto y buena remuneración. Lo interesante es que me llaman ahora, HOY, cuando hace 1 año que recibieron mi CV. Ahora me llamas??? Increíble.

Como he dicho, hace un año me moví para encontrar el trabajo y sector “definitivo”. Entonces yo terminaba la carrera, justo cuando el IBEX tocó suelo con los 6.817 puntos, en Febrero de 2009. Un momento ¨genial¨ para graduarse y comenzar la carrera profesional full time vamos…

Consultoría estratégica no tiene nada que ver con empresas en Internet, pero es una de esas cosas que pasan cuando terminas una carrera como ADE, que “por norma” tienes que terminar en Finanzas, en Consultoría o en Auditoría. En mi opinión, un tópico ilógico. Pero yo también “caí” pese a que quienes más me conocían decían que yo no era ese perfil, que no me gustaría ser “carne de consultoría”, que lo mío era Internet, que era lo que me gustaba, etc. Por suerte no me llamaron en ese momento, habría cometido un error tremendo. Lo mío es otra cosa.

Acaban de pasar ya 6 meses desde que mi promoción se graduó. En estos 6 meses quien más quien menos ha encontrado su lugar. Gracias a Dios, la inmensa mayoría de mis compañeros están ya súper bien colocados en buenas firmas. En mi caso, tuve la gran suerte que desde 1º de carrera descubrí donde quería ir al terminar la carrera, pero la realidad es que la mayoría de estudiantes, -al menos los que yo conozco- de cualquier especialidad, no saben dónde ir a picar la puerta al graduarse , “cuando llegue el momento ya me preocuparé“. Por suerte la “rallada” mental me duró sólo ese verano, ya que el 13 de Octubre entré en el que estoy convencido, es el mejor sitio donde podía colocarme: excelente equipo, proyecto ambicioso, posibilidades de crecimiento, responsabilidades y mucha confianza en mí. No puedo pedir más, ahora ya sólo me queda devolver toda esa confianza con resultados.

Terminar la carrera tras 5 años y ver que las empresas cierran sus puertas es una bofetada. Cuando has visto los últimos 5 años cómo el país ha seguido una evolución de desarrollo abismal, que te llege el momento y te digan “lo siento, pero ahora mismo no tenemos vacantes libres”… No pienso utilizar esta expresión a menudo aquí, pero a veces no queda otra manera de definirlo: es una putada.

La crisis nos ha traído muchísimas cosas negativas que no es necesario recordar ahora, pero una de las que pocas veces se comenta es ésta, la de aquellas personas que como nosotros salieron de las clases, listos para entrar al mercado laboral en un entorno crítico así. Y da que pensar cuando lo vives cerca. Piensas en lo que se han esforzado tus padres en darte la mejor formación que podían. Piensas en los esfuerzos que tú mismo has hecho. Piensas en tí, piensas en si vales o no vales, piensas mal, piensas negativamente. Pero no es cierto! Es difícil que tú lo entiendas en ese momento, pero por suerte queda el apoyo de la familia, amigos y profesores, los buenos profesores, aquellos que no sólo están para corregir exámenes, sino que también te apoyan e intentan que veas la situación con otra perspectiva.

Si ésto lo lee alguien que termina la carrera y busca trabajo, dejo algunos consejos para quien los quiera considerar:

  1. Dale importancia, pero la justa: no desesperes, pero no “pases” y digas “ya encontraré algo”. Sé ambicioso por llegar lejos.
  2. Un buen trabajo no se encuentra, se consigue: sentado en el sofá no vendrá a buscarte nadie. Tienes que moverte, esto es “la guerra”. O te mueves, o mueres. No es lo bueno que eres, es lo bueno quie quieres ser.
  3. Trabaja ya!: siempre he usado el ejemplo de una carrera de atletismo. Al terminar la carrera dan el pistoletazo de salida. Entrénate! Compagina trabajo y clases, cuanto más, mejor. NO ES UN TRADE-OFF, no tendrás que renunciar a nada y ganarás muchísimo. Si has trabajado ese tiempo, de becario mal pagado o lo que sea, llegarás a la línea de salida con el “chip” listo para funcionar. Se te valorará más y habrás tenido tiempo de saber qué camino profesional quieres seguir. Si no sabes dónde quieres llegar, entonces cómo vas a llegar?
  4. El CV: trabájalo, escríbelo, entiéndelo, razónalo, cuida la ortografía y guárdate ases en la manga para el momento de la entrevista. Si has sido becario en una empresa, pon todas y cada una de las tareas que hacías, dí a quién reportabas, cuánto ganabas, qué tipo de empresa era, cuánto facturaba… Si os ponéis una hoja en blanco y le dáis vueltas a la cabeza seguro que la tinta sale sola.
  5. Conócete: Puede parecer absurdo, pero en tu CV hay más cosas de las que realmente dejas escritas. ¿Lo dudas? Tus viajes al extranjero, esos pequeños “trabajillos”  que hacías en verano, e incluso el voluntariado que hiciste puede proporcionar una imagen tuya mucho mas precisa de cara a la que podria ser tu nueva empresa.
  6. No tengas miedo: una entrevista no es un tercer grado, es una charla, quieren/queréis conoceros, nada más. Estoy haciendo últimamente entrevistas para mi equipo y te aseguro que “nadie va a comerse  a nadie”. Los nervios son malos consejeros. Sonríe, mira a los ojos, sé natural y honesto. NUNCA mientas, se descubre enseguida si alguien miente en el CV o en la entrevista personal.
  7. Nunca hables mal de nada ni nadie: Queda muy mal y nunca sabes con quién estás hablando.
  8. Pide cartas de recomendación: no es una tontería, pídela y si te consideran, te la harán, y si puedes, que te la haga la persona con más nombre de la empresa en la que estés. SIRVE y es un complemento buenísimo. A mi me ha servido y la persona que me la hizo sabe que le estoy tremendamente agradecido.
  9. Usa Internet: Linkedin, Infojobs, Monster, Xing… Si ésto es la guerra, hay que atacar en todos los frentes posibles. Examina también las ofertas que no sean muy recientes, si tu perfil es muy específico puede que haya alguna oferta publicada hace tiempo y que siga sin cubrirse.
  10. Analiza las empresas a las que estás optando: Métete en su web, cotillea, pasa tiempo ahí… Si llegas a la entrevista y hablas su idioma, les sorprenderás y eso se valora.
  11. Haz seguimiento de tus candidaturas: muestra interés, pero sin agobiar a la gente y sin ser pesado, envía cartas de argumentación de tu interés en la empresa cuando llegues a casa tras la entrevista y subraya tu interés por entrar, se valora, en serio.
  12. Tira “de agenda”: El nepotismo y el “enchufe” siempre ha existido y siempre existirá, en cualquier tipo de empresa y sector, está ahí. APROVÉCHALO, no es malo! Eso si, tendrás que demostrar que vales, porque si no vales te garantizo que te irás tan rápido como llegastes.
  13. No te cierres puertas: cuando llevas años metido en clases y más clases sólo conoces unos nichos, sectores y empresas concretas. Amlía tu campo de visión y no caigas en el error de pensar que si no entras en la consultoría XXXX, la auditoría XXXX o la empresa XXXX es que no sirves. Es un error muy típico.
  14. Aprende: eres un estudiante de la vida, no de una asignatura. Sé activo y receptivo hacia todo lo que se te presente.
  15. La suerte: es importante y evidentemente, influye.
  16. Sé persistente, positivo, confía en tí mismo y llegará sólo.

ACTUALIZACIÓN( 16/03/2010): Vía @fodor me llega esta lista de cosas que NO se deben hacer en una entrevista de trabajo: http://finance.yahoo.com/news/50-Worst-of-the-Worst-and-usnews-3658564314.html?x=0

Para acabar, copio un texto que nos escribió Íñigo Babot, uno de ésos profesores a los que me refería:

Como me quiero a mis alumnos y a veces hablo con algunos de vosotros, me preocupa ver cómo os desesperais (muchos, no todos) por no haber encontrado trabajo aún. La situación es muy mala y, sin dejar de insistir y buscar en periódicos y webs todas las semanas (repito, TODAS LAS SEMANAS), os recomiendo un poco de paciencia. Antes se encontraba una posición de vuestro perfil en 2 meses, ahora se encuentra en 6-12 meses. No pasa nada. No quiere decir que no valgáis ni que os cuestione el mercado, ¡en absoluto!. Sólo significa que la economía de este país es un verdadero desastre y que no mejorará en bastante tiempo, dadas las medidas tan contraproducentes que se están adoptando.

Me sabe muy mal veros sufrir y os entiendo bien, pero la paciencia y la fortaleza es un signo de los valientes y esta época es para gente valiente.

Quizá os parezca una chorrada pero siempre les cuento a mis hijas una anécdota de Thomas Edison, el inventor de la bombilla eléctrica y co-fundador de General Electric. Hizo un montón de intentos de inventarla sin éxito. Tanto, que unos periodistas se burlaron de él y le preguntaron: ¿va Usted a fracasar por milésima vez en inventar la bombilla? Y él repuso: yo no he fracasado, he descubierto 999 maneras de no inventar la bombilla eléctrica.

Lo cierto es que esta mentalidad positiva hizo que al final la inventase: él pasó a la historia y aquellos periodistas escépticos y burlones, pues no. Nunca hay que rendirse. Jamás.

Ánimo, borrad de vuestra mente el término fracaso y seguid buscando, que ya saldrá algo. Sois todos muy jóvenes y no pasa absolutamente nada si empezáis a trabajar un poco más tarde, aunque ahora os parezca que sí. Ya lo veréis cuando miréis hacia atrás, dentro de unos años.

6 Responses to “Graduarse en tiempos de crisis

  • Muy buen escrito, Nacho! A mí también me ha pasado lo de llamada one year later. Menudos coj….. ;-)

  • gracias marc! entonces sabes porqué necesitaba escribir todo esto…

  • Gran post nacho, me ha gustado mucho, directo, optimista, sencillo, sincero, sigue así! gran blog! abrass!

  •  
    Nacho,
    Un gran post y una verdad como un templo. A todos nos ha venido el “momento desesperación” y no vale la pena pensar que no se puede.
    ¡Grandes consejos!

  • Who Cares?
    7 años ago

     
    El mercado laboral es como una gran pradera, y los CVs son las semillas.
    Si echas tu CV, riegalo, cuidalo, cultivalo, mimalo… tarde o temprano, algo saldrá seguro.
    Si es temprano, buena suerte… si es tarde, mala suerte para el que ha tardado en responder, ya que lo más probable es que te pille ya comprometido con otra película.
    Claro que hay que entender, que hace ahora, exactamente un año, las empresas no solo no cogían a gente, sino que las echaban a decenas… por lo que por mal que nos pese…
    Lo mejor de tu post…
    “Ya lo veréis cuando miréis hacia atrás, dentro de unos años”.
    W.C.?

  • Eese optimismo tuyo es la clave de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>