Facebook te ha convertido en un producto de mercado

Uno de los motivos que me empujó a comenzar el blog era por tener un lugar donde ir escribiendo apuntes personales, sólo eso. No pretendo sentar cátedra en lo que digo, simplemente ordenar mis ideas en algún sitio, para -de alguna forma- aprender entre todos un poquito más.

Hoy reflexionaba acerca de algo que hace unos días Manu P. M. comentó en mi anterior post acerca de la historia de facebook. Manuel -pese a habérselo planteado varias veces- no tiene cuenta en facebook, lo cual no debería sorprendernos. Es una decisión personal tan válida como los que si la tenemos. En todo caso, su aportación me parece importante al no estar “contaminada”, su opinión no es negativa pero si constructiva a mi modo de ver. En su post decía que facebook nos convertía en “productos de mercado” y ése es el ejercicio que quiero trabajar ahora.

¿Nos convierte facebook en productos de mercado?
Justo hoy ha aparecido la noticia de que Twitter comenzará a vender followers. ¿Quieres más seguidores? No te preocupes, Twitter escojerá a varias de nosotros y nos dirá dónde centrar nuestra atención. ¿Somos o no somos productos de mercado? Vamos a verlo…

¿Qué es un mercado? (Fuente: Wikipedia)

Un mercado es el ambiente social (o virtual) que propicia las condiciones para el intercambio. Implica el comercio regulado, donde existe cierta competencia entre los participantes. Debe interpretarse como la organización social a través de la cual los ofertantes (productores y vendedores) y demandantes (consumidores o compradores) de un determinado bien o servicio con ciclos de vida determinados, entran en una estrecha relación a fin de realizar transacciones comerciales. Los primeros mercados de la historia funcionaban mediante el trueque.

1. Ambiente social que propicia las condiciones necesarias para el intercambio: como toda red social -sea online u offline- , facebook nos ofrece un entorno donde agentes sociales externos afectan a tu comportamiento. Esa foto que te sorprende y provoca que la comentes, ese evento al que te apuntas, ese juicio de valor de “me gusta”… Todas, reacciones nuestras a hechos sociales, está claro. El conjunto de todas las reacciones personales forma un intercambio global de acciones que determinan un intercambio.

2. Competencia entre los participantes: lo hacemos, somos competidores. Queremos participar, queremos notoriedad en nuestra presencia. Queremos que nuestros mensajes sean determinantes en la conversación en la que participamos, sea de una foto, sea de un comentario de un status, sea de lo que sea, porque escribimos esas palabras de comentario o aceptamos que “nos gusta” algo porque queremos hacerlo público, queremos que se vea, que sea notorio. Si no fuera así, si nuestras palabras no las leyera nadie… No lo escribiríamos.

3. Ofertantes (productores y vendedores): Yo lo soy, tú lo eres, él lo es… Todos lo somos. Todos somos productores de contenido social. Sin nuestras obras, sin nuestras fotos, sin nuestras aportaciones… Facebook no existiría, porque no habría oferta, y sin oferta no hay mercado.

4. Demandantes (consumidores): Más de lo mismo, a la par que productores, somos consumidores. Consumimos ese contenido social que nuestros amigos generan. Queremos saber, somos consumidores de información social. Y éso representa el otro polo del contexto, no hay oferta sin demanda.



5.  Ciclos de vida:
También tenemos nuestros ciclos. El gráfico de los ciclos de la vida de un producto está atado al uso que sus usuarios dan al mismo. En éste caso, facebook se encuentra para muchos usuarios en alguna de estas etapas. Los que en su día fueron early adopters, hoy llegan a esa etapa en la que el servicio que facebook les ofrece no tiene la misma importancia en sus vidas como lo era al principio. Muchos usuarios están (estamos) viendo cómo tras un periodo inicial de uso y otro bien intenso, llega el momento de la madurez. Es el momento en el que -por ejemplo- algunos usuarios comienzan a configurar la privacidad de sus cuentas, dan un uso menos intenso a la red social, o se empiezan a escuchar esas míticas frases de… “Ésto no lo subas a facebook“. En este sentido, es evidente que facebook un día desaparecerá de nuestras vidas, podrá seguir creciendo en otros mercados, se podrá transformar en un servicio que no nos aporte “tánto”, o simplemente dejará de tener valor para algunos de nosotros. Nos pasó lo mismo con otros servicios como Microsoft Messenger o Fotolog. Hoy parece imposible, pero tiempo al tiempo… Todo es efímero.

6. Estrecha relación: para eso están los “amigos” en facebook. Les conocemos, conocemos a nuestra competencia. Queremos conocerlos y aprender de ellos. Aquello que ellos hagan en facebook puede servirnos para potenciar nuestra propia notoriedad. Para eso está la opción “share it”, para que nuestros propios contactos nos nutran de contenido que catapulte nuestra presencia e incremente la calidad y cantidad de nuestra presencia. Aquellos que no pueden aportarnos nada de valor, no participarán de nuestros mercados.

7. Transacciones comerciales: Ahora tenemos facebook marketplace, pero no, no me refiero sólo a la compra/venta directa de bienes. Me refiero también al intercambio de servicios que de forma indirecta ocurren día tras día entre nuestros propios perfiles. Podemos entender una transacción comercial una simple recomendación a participar de una conversación, una invitación a algún evento o también una aceptación de amistad. Una transacción comercial no exije necesariamente que haya dinero de por medio. Igual que los primeros mercados de la historia, las primeras transacciones en facebook también se han estado haciendo por (8. Trueque)

Yo creo que somos productos de mercado… ¿lo aceptamos?

One Response to “Facebook te ha convertido en un producto de mercado

  • En primer lugar, déjame decirte que me siento alagado por que se te generen inquietudes a razón de un comentario que hice hace tiempo, encuentro muy interesantes tus reflexiones, solo querría hacer un apunte.
    Al mismo tiempo que tengo mis razones para no tener Facebook, continuamente se me forman ciertas dudas al respecto, en primer lugar querría defender la idea del individuo que no se deja pisotear y que no necesita demostrar nada a nadie a través de Internet para socializarse, no obstante, ahondando en la idea de “socializarse”, que es algo que caracteriza al individuo desde el principio de los tiempos, es un hecho que encontramos necesario para nuestra subsistencia y que podemos llevar a cabo de muchas formas distintas.
    Hasta aquí bien, el problema surge en dejar entrar entre el emisor y el receptor a un tercero, una herramienta que no negare que es muy útil, pero el inconveniente no surge cuando esta tercera persona obtiene un beneficio por poner a dos o más personas en contacto (Ejemplo pueden ser las compañías telefónicas) surge en dos momentos bien claros, primero, cuando esta persona se enriquece analizando tu vida y vendiendo tu Perfil, Target o Rol a un cuarto agente que saca un provecho, y en segundo lugar cuando el usuario principal expone al mundo entero su vida en mayor o menor medida (léase que existen los bloqueos de acceso), sus experiencias, sus propiedades, en definitiva todo lo que rodea a la esfera particular, en definitiva, en muchas ocasiones para sentirse aceptado en un cierto círculo.
    Entendido todo esto llegamos a un instante de deliberación final, mantenerse al margen o aceptar formar parte de ello con sus pros y contras y subirse al tren en marcha.
    La reflexión que propongo es la siguiente: Si la sociedad es cambiante, y crea continuamente nuevas formas de comunicación y socialización, ¿crees conveniente subirte al carro y aceptar las cosas como son, a pesar de su vertiente negativa? ¿crees que no dejarse llevar puede provocar cierto grado de alineación ? o ¿crees que es realmente un rechazo al progreso o hay otras vías paralelas?
    A veces parece que hable como el típico incrédulo que decía en su día que el ferrocarril iba a velocidades que podían hacer peligrar la salud de las personas o que había que ver la televisión a más de tres metros o te quedarías ciego, poniendo un interrogante a todo lo que sea progreso, pero creo que se trata de algo distinto, aunque tal vez, algún día haya que dejarse llevar, habrá que montarse en ese ferrocarril a pesar de todo.
    Siento haber sido tan extenso, comenzaba este comentario diciendo que solo era un apunte, y ya veis que me he dejado llevar.
    Bueno Nacho celebro que vuelvas a retomar el blog con ánimos, un abrazo enorme, te sigo leyendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>